RIMBOMBANTE AL POR DOQUIER

e aqui juaN. pareciera que todo esta emparentado con la desesperanza de saberse vil

martes, 18 de agosto de 2009

CLAUDICÓ

Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída. Fin. Terminó. Concluye. Huída.

miércoles, 5 de agosto de 2009

MINGUILLON

El revés
de la trama
de lo que se llama
reencuentro,
podría ser,
como en los thrillers
de Al Pacino,
un desorientado
crisol
de ruidos
gestos
y persecutas.

Todo el año
esperando,
sumando expectativas,
para el lenguaje actualizado.

Dos ciudadanos
en lo gris
a veces somos multicolores.


.
.
.
.
.
.

martes, 21 de julio de 2009

Vuela.

Como una energía volatil, aparecen cuerpos por la galaxia, por la via lactea. Por nuestras miradas. Entonces van y vienen, se desprenden, reemprenden fulgorosos. Los cuerpos, las manos, las profundidades del oir.
Los recuerdos, ¿Por donde oradan nuestras vidas?¿Desde formas inertes?¿Desde textos?
Es que siempre la gente querida esta en el aire. Potencial, agazapada. Para nosotros, para entregarnos y esperar afecto.
Van y vienen, tienen problemas. Reniegan de la burocracia urbana y sus grises. Reniegan de no poder volar. Pero cuando vuelan ahí están, por sobre nuestras cabezas, levantando el cuello los vemos pasar, hermosos.
Habría entonces, que cuidar de ellos. Hacerlos cuerpo cada tanto. Después deberán retomar su vuelo y debemos saludarlos como quién, emocionado, consigue seguir camino en medio de tan dramática ruta.

TODO ESTO DESPUES DE ESCUCHAR UNA HERMOSA CANCIÓN DE FITO PAEZ: "PARTE DEL AIRE"

martes, 14 de julio de 2009

POSELECCIONES

No podríamos pasar un día de nuestra vida sin pensar en qué época vivimos, cómo nos movemos entre sus pliegues y cuáles son sus aristas más gruesas.
En política no podríamos pensarnos fuera de un país que hoy se debate entre el coqueteo etico-moral de un desenfadado republicanismo enclenque y restauracionista, y ciertos ademanes revisionistas, emancipadores y valerosos. En medio de eso el drama, las contradicciones y un escenario achatado. En medio de eso nosotros. Hay que hacer.
Hay que hacer, hay que decir. Reinventar los ardóres del lenguaje. Imponer miradas movilizadoras del avispero político.
Por eso: si no apuntalamos gestos e iniciativas enfáticas, nos carcome el sistema fungi de los tatuados.
Gracias.

miércoles, 1 de julio de 2009

RESPUESTA A ESTO
http://lestroispetitscochons.blogspot.com/2009/06/segunda-carta-al-ex-presidente.html


No me sorprende la retórica de Funes. Se sabe que actualmente los sectores más autodenominados independientes del campo cultural porteño, son sinceramente un cocoliche político de vidriera.
Reconozco interesantes rastreos de gente como quién escribió la carta, a muchos los conozco, algunos me gustan más. Pero la situación política en las artes contemporáneas porteñas se pudre estrepitosamente con cada tintinear de Lanata en sus retóricas o alguna alusión a lo Sarlo. Nefasto.
Además, el tono de la carta es fuertemente paradójico. Recuerda a esas posturas anti-puán, anti-discurso, que tanto abundan, tanto. Nefasto.
Podríamos ser respetuosos de posturas republicánas e institucionalistas, pero hay algo en la verba de este texto que lo impide. ¿Así debería pensarse y escribirse la política hoy, Funes?¿Este debería ser el lugar de nuevas formas de pensar los lenguajes y las retóricas?
Deberíamos, más que nada los que reivindican tanto los blogs como lugar de debate y confrontación ideológica, hacernos cargo de exigir a nuestras palabras un poco más de algarabía lingüística. Sino, estos formatos virtuales, lo seguirán siendo.

jueves, 28 de mayo de 2009

TIENDE A CERRARSE ESTE BLOG
-
-
---
---
--

--

-
-
--
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-

jueves, 14 de mayo de 2009

“Toda profesión, me dice, tiene sus goces. Un barrendero, por ejemplo, puede convertir su actividad en algo totalmente excepcional, distintivo. Le respondo que el barrendero sólo disfruta de su excepcionalidad si ésta encuentra el debido reconocimiento externo. Incluso se amargan aquellos artistas cuyo genio permanece desconocido.”

Siegfried Kracauer. En “Los empleados” (1930)

miércoles, 29 de abril de 2009

Vitalismo

Dormir
es esperar
que un día
las cosas,
todas las cosas,
lo real,
lo que nos ampara
y
lo que queremos que nos ampare,
se nos vengan encima.

De la noche
se sustrae luz
que se nos viene encima.
.

PJ HARVEY. Artista Irreverente.


jueves, 23 de abril de 2009

Política facial


Por Horacio González *

¿Vieron la publicidad de De Narváez en la televisión? Sí, una más de un político que vende un sedativo, tranquilidad asegurada, no-crispación. Pero no. No es solo eso. Lo que dice y el modo en que lo dice es muy grave. Si me permiten exponerlo así: atenta contra la seguridad. No cualquier seguridad –no le escapo a esa discusión–, sino a una que nos interesa sobremanera. La seguridad de encontrarnos, en medio de las divergencias propias de la historia nacional, en el terreno del reconocimiento de un lenguaje socialmente vivo. Forjamos nuestra propia lengua inmersos en ese lenguaje. En cambio, la del señor De Narváez implica el fin de un ciclo histórico. La cancelación del idioma social de la política que formó generaciones enteras de ciudadanos.
Su cara higienizada, sus palabras balsámicas, su toque sosegado de pastor sermoneando robóticamente al fin de la noche, hunden el modo distintivo de la multívoca lengua nacional. No la lengua que represente alguna identidad específica, sino la que con sus implícitos, residuos y rezongos permite conocernos y disentir. La lengua que faculta el trasiego y la agitación de las singularidades. La que sostiene el modo de hablar real y lo que por ventura se escribe en nuestros panfletos, poemas o novelas. Como indagación subjetiva o como tañido legendario. Es esa lengua la que queda anulada cada vez que De Narváez suelta sus frases torneadas en recámaras especializadas.
No es de ahora, pero algo terrible ha sucedido y quizá no lo percibimos. Pareciera que atravesamos el capítulo final de una forma del habla política argentina. Escuchen la publicidad de De Narváez. Un currículum etéreo: el padre, los hijos, la fortuna hecha trabajando. Una receta de querubín: sumar y no confrontar, fórmulas fáciles de los redactores de laboratorio. Y una paradoja patriarcal. “Vengo a ayudar” dicho en primer lugar. Pero agrega: “ayúdenme”. Nunca nadie que haya decidido “venir” dijo que lo hacía apenas para ayudar y encima burlándose, pidiendo en seguida que lo ayuden. Lavativas verbales que aparecen en el lugar de lo que sabemos que es lo político, en su verdad profunda. Una convocatoria asumida en tanto riesgo liminar. En cambio, el círculo ayudador-ayudado es superficial, ficticio. Esta estructura cierra las intenciones colectivas. Destruye de por sí lo político y todas las demás significaciones activas de la vida.
Este despojamiento autobiográfico sustituye a lo siempre problemático de una existencia. ¿No tuvo la política argentina ejemplos de “vidas problemáticas”? A ellas siempre nos atuvimos: la de Yrigoyen, Lisandro de la Torre, Deodoro Roca, Perón, Cooke, Alfredo Palacios, Scalabrini Ortiz, Alfonsín, vidas rugosas, repletas de alternativas y dilemas. Pero ahora se nos anuncia el reinado de una homilía publicitaria probada en los precintos de la construcción artificial de vidas. Con ella se desea suplir la fuente misma de la política. ¡Otra que una marca de cartera, un inocente perfume caro o una cosmética acentuada!
La fuente del vivir problemático quiere ser suplantada por el vivir sin vibraciones. Algo turbio se cierne sobre el país. La biografía televisiva de De Narváez es una efigie “aproblemática” pero paradójica. Dice mucho pero no sabemos quién es. ¿Puede ayudar alguien del que no sabemos cuáles fueron sus pliegues y vaivenes? Pero no, no es un olvido. Es una omisión que implica toda una elección teórica, casi una epistemología. Es que un fetiche ahora vacío, desvitalizado, reemplazó el intercambio social por una red de ayuda: “vengo a ayudar”, “ayúdenme”. Sí, escúchenlo bien y avergoncémonos. Esta deshonra nosotros la permitimos, aceptando pasivamente que sea normal que alguien hable de ese modo en las luchas políticas. Se trata de un acto final de la lengua política recibida, con la que hablábamos de trayectorias, programas y memorias. A este triste capítulo póstumo de la política historizada, la sociedad argentina lo viene construyendo paso a paso, a cada fracaso de la democracia efectiva, a cada avance irresponsable de un conservatismo de sociedad cansada, con el miedo tatuado en su pescuezo.
Cuando en una nación fracasa la lengua articulada con la que se fundó la política, aparecen las pobres magias de alambique, tomadas de discursos seudoevangélicos, pero pasados por siglos de venta ambulante, metrajes copiosos de prédica publicitaria y deshistorización brutal de los enunciados. Así operan los nuevos monjes de trastienda que ayudan a los neo-políticos sin historia. “Ayudar.” ¿No nos da vergüenza atrofiar en nombre del mero “ayudar” las fuentes de la política, que descansan en el compromiso, la pasión y la capacidad de afrontar la adversidad? A mí me gusta ayudar a un amigo o a un peatón anónimo que tropieza en la vereda. Pero ese gentil sentimiento se transforma en grajea innoble cuanto intenta sustituir las inflexiones de la historia.
Nos insulta, señor De Narváez, cuando con su rostro seráfico nos propone la ayudocracia en vez de la política de ideas. Su aire angelical para anunciar el desmantelamiento nos evoca un aciago fracaso colectivo. Nos propone el socorro mutuo en vez de la discrepancia lúcida. Reinaría por doquier su acertijo vil –“vengo a ayudar” para que me “ayuden”– en vez de la difícil interacción de los pensamientos sociales en un mundo social quebrantado. La mentira –escúcheme– no es una forma de conciencia ni una incoherencia buscada. Es lo que puede mostrar la totalidad lisa de un rostro que nada sabe de su potencial intimidatorio. Su política del rostro ni siquiera puede verse como mala fe, pues tiene la fuerza de una candorosa maniobra para clausurar legados y compromisos.
No tengo nada contra los tatuajes. Son narraciones de nuestra piel, muchas veces profundas alegorías de nuestro tiempo que traemos a los pobres territorios de nuestro cuerpo. Pero el alisamiento facial absoluto, el hablar maquinal sin inflexiones, presupone que es peligroso decir algo sustantivo y con marca de identidad social reconocible. Con usted se palpa ese peligro, De Narváez. Lo único que sorprende es el asomo de un tatuaje en su cuello, marca enigmática y escénica de carácter conjetural. No es descifrable a simple vista televisiva. Pero se avizora como la punta insinuante de un pañuelo perfumado. Eso es lo amenazador, con buen perfume de tendero afortunado, sobrador. Allí se muestra el peligro que su lengua ascética de la ayudología se niega a revelar.
Esos ideogramas que asoman por el cuello de la camisa quizá sean los nuevos jeroglíficos que anuncien cómo se organizará el Estado que surgirá cuando los “no-crispados” triunfen, si triunfan. Bajo las túnicas almidonadas y la fisonomía sin poros, emergen lateralmente los místicos sellos epidérmicos. Advierten un nuevo cilicio social, en nombre de la razón sin convulsiones. Una nueva intolerancia en nombre de los alfileres de acero en el mapa de seguridad. Si no reaccionamos, todo un país puede ser envuelto en su impotencia e incuria, marchando alegremente hacia el fin de su propia historia.
Numerosísimos políticos peronistas, radicales o socialistas, con todos sus achaques conocidos, habían conservado sin embargo ciertas huellas de propiedad lingüística. En el corazón último de su charla todavía se exhibía el guiño deshilvanado de sus convicciones. Ahora están dispuestos a aceptar que las cosas están así, inodoras e insípidas. Narvaizadas. Salidas de los púlpitos lúgubres de la televisión profunda. No de la que hay que respetar, mejorar y en muchos casos refundar. ¿Quieren el poder? ¿Dar por terminada la crispación? Entonces, deberá ser válido para muchos políticos profesionales dejar de ser ellos mismos, ya que toda una sociedad ha dado pasos agigantados para saldar toda su historia en un espejo esterilizado. Disipada, sin que nuevas denominaciones surgiesen.
Así, una asombrosa corriente de ideas ha sustituido el juego político heredado, ese mismo que hay que transformar para que a su vez transforme. Como en la tragedia griega, parecería que todo crimen civil fuese manifestación de un destino inducido desde el vientre del Estado. Su repercusión sin mediaciones debería arrasar al propio Estado culposo. Quedaría, al fin, la policía. Con ello se liquida la política, la legislación, la vida pública autónoma y la justicia en nombre de un nuevo totalitarismo semántico. Veremos desfilar falanges populares rezando por el credo reaccionario que destila un rostro sin vestigios de ninguna historia. En el mejor de los casos, puede ser que allí también reconozcamos el naufragio de la historia de todos nosotros cada vez que estuvimos distraídos. Carentes de ideas. Recelosos ante el compromiso y aceptando el monograma desabrido de los mercaderes. Ese tatuaje con que se desea borrar todos los rastros populares. Precisamente lo que hay que reconstruir.
* Sociólogo, ensayista, director de la Biblioteca Nacional.

sábado, 18 de abril de 2009

BUSCADO. SE ESTRENA BUSCADO.

Buscado acapara con fervor las penas y hostilidades del hombre en búsqueda de sí. Esta búsqueda no está exenta de las peripecias de la inconciencia, de saberse parte de un legado, de una tradición, de un mito.
Correr, así como es una práctica que en la furiosa televisión no hace mas que tipificarse como ejercicio perpetuo de las conciencias desplegadas por el mundo, es una forma de escapar de la búsqueda. Sumergirse en cajas. Olvidarse.
Hay música, gritos, rudos hombres y lamentos; penas, angustia. Es el momento en que el arte toma por asalto una época ahistórica para referenciarla en su contexto infinito.
Será entonces buscar, también ser buscado

Viernes. 21.hs. En "El portón de Sanchez"
WWW.BUSCADO.BLOGSPOT.COM

domingo, 12 de abril de 2009

Cesare Pavese. Poeta Italiano. Todo esta por descubrirse, amigos!!


Trabajar Cansa.
Los dos, tendidos sobre la hierba, vestidos, se miran
a la cara
entre los tallos delgados: la mujer le muerde los
cabellos
y después muerde la hierba. Entre la hierba, sonríe
turbada.
Coge el hombre su mano delgada y la muerde
y se apoya en su cuerpo. Ella le echa, haciéndole dar
tumbos.
La mitad de aquel prado queda, así, enmarañada.
La muchacha, sentada, se acicala el peinado
y no mira al compañero, tendido, con los ojos
abiertos.

Los dos, ante una mesita, se miran a la cara
por la tarde y los transeúntes no cesan de pasar.
De vez en cuando, les distrae un color más alegre.
De vez en cuando, él piensa en el inútil día
de descanso, dilapidado en acosar a esa mujer
que es feliz al estar a su vera y mirarle a los ojos.
Si con su piel le toca la pierna, bien sabe
que mutuamente se envían miradas de sorpresa
y una sonrisa, y que la mujer es feliz. Otras mujeres
que pasan
no le miran el rostro, pero esta noche por lo menos
se desnudarán con un hombre. O es que acaso las
mujeres
sólo aman a quien malgasta su tiempo por nada.

Se han perseguido todo el día y la mujer tiene aún la
mejillas
enrojecidas por el sol. En su corazón le guarda
gratitud.
Ella recuerda un besazo rabioso intercambiado en un
bosque,
interrumpido por un rumor de pasos, y que todavía
le quema.
Estrecha consigo el verde ramillete -recogido de la
roca
de una cueva- de hermoso adianto y envuelve al
compañero
con una mirada embelesada. Él mira fijamente la
maraña
de tallos negruzcos entre el verde tembloroso
y vuelve a asaltarle el deseo de otra maraña
-presentida en el regazo del vestido claro-
y la mujer no lo advierte. Ni siquiera la violencia
le sirve, porque la muchacha, que le ama, contiene
cada asalto con un beso y le coge las manos.

Pero esta noche, una vez la haya dejado, sabe dónde
irá:
volverá a casa, atolondrado y derrengado,
pero saboreará por lo menos en el cuerpo saciado
la dulzura del sueño sobre el lecho desierto.
Solamente -y esta será su venganza- se imaginará
que aquel cuerpo de mujer que hará suyo
será, lujurioso y sin pudor alguno, el de ella.

domingo, 29 de marzo de 2009

Apostillas del BAFICI (3)


"Dejar obra, morir joven". Premisa generalizada en varios artistas, casi siempre gloriosos.
Caicedo fue uno de ellos. Sus amigos hablan mientras en el año ´86 ya pasaron 10 años de su muerte. Rememoran osadías y reivindican un pasado movedizo, casi trágico.
Nombre del documental "Unos buenos pocos amigos". Andres fue un gran, gran, gran y conmovedor escritor. Vivió 25 años.
Lo dan el domingo de nuevo en el MALBA.

viernes, 27 de marzo de 2009

Apostillas del BAFICI (2)

Tokten. Fuí a ver Tokten. Está en la competencia "peliculas argentinas".
Muy desplegada y estética narración de lo urbano. Cómo se erigen los monstruos de la ciudad y cómo a veces no logramos discernir por qué eso pasa.
La dan de nuevo. Averiguen/averiguar/averiguaré.


Lo único que se hace desde arriba son los pozos.
--

lunes, 23 de marzo de 2009

Apostillas del BAFICI (1)

Ir a comprar las entradas para este festival. Bien, ardua tarea, un tanto engorrosa.
Pero bien, llegar 10 menos cuarto, de los primeros en la fila por suerte. Mirar alrededor y notar que este festival es un indicador fehaciente de la desocupación juvenil metropolitana: todo el mundo tenía entre 20 y 25 años. Yo también, una lástima que huí al subte "b" a emigrar hacia los históricos pasillos de tribunales.
Diálogo con una piba que estab al lado mío y mejor preparada (tenía el programa completo)

yo: A ver, me prestas, tiene ahí por director?
ella: no
yo: si, tiene que tener
ella: no, de esto yo se (risas de alguien quemado)
yo: fijate "x" pelicula si la dan el 30 a la noche
ella: no, pero fijate que podés venir el 29 a las 3 de la tarde!! (con alegría)
yo (por dentro): gran dato, los consumidores de BAFICI no laburan.

Porque no tienen o porque no buscan??

miércoles, 18 de marzo de 2009

Primera incursión periodística de quíen escribe


-------------------------------------------------------

miércoles, 11 de marzo de 2009

www.bafici.gob.ar www.bafici.gob.ar www.bafici.gob.ar www.bafici.gob.ar www.bafici.gob.ar

Ya vendrán tiempos mejores, reconciliaciones de lo artístico y lo popular, lo masivo. Mientras tanto no neguemos ciertas experiencias interesantes, como ver o tener cerca tanto cine interesante, trascendente y conmovedor, aunque sobren quizás montones de someras porquerías.

A ir.

miércoles, 4 de marzo de 2009

martes, 3 de marzo de 2009

foto de Rocío


Adoctrinar es una palabra un poco pesada, calduda, espesa. Pero bien, entonces no habría que utilizarla, por lo menos para pensar lo lindo que es enseñar, como algo diferente a adoctrinar.
Se me ocurre que en la enseñanza hay mucho mas de solidaridad, de comunión. Un despojo preconcebido, un camino que se abre, dos personas que al fin van a escindir sus actos. Incorporan y arremeten, suspiran y proponen. Y en esa incorporación o en ese suspiro incuban una unión infinita, puesta en el saber, en la mediación de no ser uno sin el otro.
Enseñar a usar una cámara de fotos, a presionar con mesura, a agudizar el ojo en un momento preciso, a librar los criterios, a llenarse de luz.
Y esta foto es producto de una pequeña enseñanza, de un temeroso convite al adrenalínico mundo de las imágenes. Humildes recomendaciones, tímidos consejos. Después esta foto, una síntesis, una posibilidad, nunca una doctrina.

lunes, 23 de febrero de 2009

Lugar común. Estacionamiento de Sociales


¿Qué es lo más interesante, inquietante y sobresaliente de tener con nosotros un espacio así?
¿Qué suscita poder compartir de modo solidario el cemento y la futura tierra fértil de este enclave distintivo en medio de Barrio Norte?
Estamos en el momento que supimos iba a llegar. No el momento de un amenazante desalojo, no el miedo del conflicto que acapare represión. No. El momento que se esperaba era el de valorar de una vez este patio trasero del conocimiento. Valorarlo, notar de una vez la importancia de este terreno como recodo cotidiano para todo lo que pasa ahí: desbarajustes retóricos, ingesta de bebida en momentos de ocio, cuidado de unas plantas que cada día refulgen más. Vista al imponente “Clínicas”. Deportes, recreación digna de los programas culturales de los años 40 que reconfiguradas hoy, sí que valen, ¿quien lo imaginaría? –Esto es chicana, chiste, chascarrillo, perdón por la licencia-.
Bien, decía esto y quiero hacer más fuerte mi opinión, esta humilde vorágine de palabras.
Tenemos este cuadrado inexpugnable. Hay que revalidarlo. Hay que enaltecerlo aún más. Esta integración por las espaldas del derruido edificio de Marcelo T. a las calles de la ciudad no es casual, es la integración que nos falta con el espacio público y que debería estar acompañada de una integración –aunque oblicua, siempre compleja y nunca completa- de todos los que andamos por los pasillos de la facultad, o por lo menos todos los que pensamos a la universidad como espacio de la critica y la acción.

martes, 17 de febrero de 2009

lunes, 16 de febrero de 2009

lunes, 2 de febrero de 2009

AGUSTINA GATTO. TALLERES 2009. DRAMATURGIA

Taller de escritura teatral 2 Modalidad: Práctico + lecturas de obras teatrales y materiales teóricos. Destinado a: Se recomienda haber cursado el taller 1 o tener alguna experiencia previa pero esto no es excluyente.Duración: Marzo a Noviembre.Inicio: Mediados de Marzo de 2009Horario: Martes de 19 a 21:30 hs.Lugar: AbastoValor: $130 mensuales

Taller de escritura teatral 1 Modalidad: Teórico-práctico.Destinado a: pueden cursarlo todos los interesados, con o sin experiencia previa.Duración: Planteado en 2 módulos coplementarios: de Marzo a Julio y de Agosto a Noviembre.Inicio: Mediados de Marzo de 2009Horario: Miércoles de 19 a 21:30 hs.Lugar: AbastoValor: $130 mensuales


BIBLIOGRAFÍA
Se entrega un cuadernillo con bibliografía que incluye textos teatrales y teóricos referidos a las cuestiones particulares que aborda cada taller.

ACCESO A LAS CLASES
Todas las clases se graban, a fin de que los alumnos que faltan puedan acceder a las mismas a través de un CD.

INVITADOS
En ambos talleres tenemos la intención de invitar a otros teatristas, que puedan dar cuenta de su experiencia en la escritura, dramaturgia o dirección de espectáculos en los que hay texto dramático. Los invitados del año 2008 fueron Agustina Muñoz, a propósito de sus textos "Las mujeres entre los hielos" y "El calor del cuerpo" y Cristian Drut, por la dirección de "Apenas el fin del mundo" del autor francés Jean-Luc Lagarce.

Mas info en http://tallerdeescriturateatral.blogspot.com/

martes, 20 de enero de 2009

Doblar.

Nunca pude
ver de pie.
Verla.

Nunca un charco
enfrente.

Nunca dos
días de ocio,
dos panes.
Dos.

En conmemoración,
en riesgo,
y en abrazos
la pienso.

DRAMATURGIAS. Editorial Entropía, 2008.


Dramaturgias”; se proclama desde el vamos que el libro esta compuesto por varias formas de dramaturgia, no solo por 7 muchachas sino además por varios estilos, enfoques dramáticos, posicionamientos ante los textos, ante los trazos. Eso parece decir el titulo. Hagamos de cuenta que nos convencemos de ello y lo leemos en ese código. Situemonos como espectadores de algo que va a ser múltiple. Error. No, no hay tal multiplicidad. Mejor dicho, la hay, pero en algún sentido del que no voy a hacer énfasis –pienso en los terrenos, en las situaciones, en los ambientes-.
Casi todas las obras suscitan el mismo punto de inflexión: la relación entre los sujetos desde el plano del afecto, desde la sensibilidad más privada, más elemental. Esas relaciones están todas marcadas por la angustia de las estructuras cultúrales y formales. Por el clamor porque esto se desvanezca. Es una antología de una mirada sobre las relaciones humanas más básicas –no por ello desdeñable- y, aunque como decía, lo ambiental varía y eso es indispensable recalcarlo, sujetos indecisos, fríos, inertes, despegados de sí, pasan por nuestras lecturas cómo acorralados por la complejidad del amor.
Si la referencia está siempre en el ambito de la vida privada, si el guiño tiende siempre a pensar las redes que complejizan las relaciones sentimentales y si está exenta del próposito de las obras la pregunta por lo público, lo que viene desde afuera, lo múltiple, es porque hay algo de esta concatenación, de esta antología, que se logró.
La cuestión está en el título, debería pensarse cómo, aludir a una pluralidad, nos sofoca de pensar que las aristas de la escritura son las mismas. Cada una con sus matices, por supuesto, cada una con sus lenguajes, sus tonos y la notoriedad del autor como sujeto distintivo. Pero hay algo más: si una antología pretende demostrar un estado de situación esta lo ha posibilitado. Leer “Dramaturgias” es percibir un clima de hostilidad, pero no la hostilidad de la calle, sino otra hostilidad, no menos importante: la crisis de los parámetros por los que se rigen las sensaciones y el amor. Por lo menos, para estas 7 jovenes que concatenan una antología que ni más ni menos, devela una época.

domingo, 18 de enero de 2009

HOJA DE RUTA

Croquis, un croquis de elegante talante. Eso rima, me enaltece como escriba. Decía "croquis", mejor decirle o denominarlo como ellos lo autodenominan "Mapa de la inseguridad". Un fuerte panfleto, un honroso caldo donde escupir. Un esbozo de petulante fascismo.
Recién veía de a ratos un partido de futbol insignificante, de verano, de ocio, desprovisto de actitud y en medio de lo que el ambiente del futbol denomina "pre-temporada". O es temporada o no es, ¿qué significaría lo previo a la temporada?¿Es un momento especial, de potencia?. Bien, aquí en este partido fomentan la candidatura del magnánimo magnate mediático y diputada nacional Francisco de Narvaez o mejor llamado "el del tatuaje que si se lo vé una vieja no lo vota". Estaba De narvaez apareciendo por debajo de la pantalla ofreciendo el servicio del mapa esE que nombré. Jocoso rostro, rubio ademán.
Lo mejor de este muchacho es que se autoreferencia como un peronista clásico, de los de antes. Uy, qué tema. Ese tema trilladizimo. ¿Qué es el peronismo?. No voy a hablar de eso. No. Hablo de De Narvaez. Solo afirmo: no hay manera de que
De Narvaez tenga algun adn peronista. Nada. Lo tiene R. Saa, lo tiene un inquieto Solá. Pero Fran, vos carecés de todo gesto peroncho. Te falta.
Ya lo dijo Vilma Ripoll, alta muchacha de tribuna, de plena arenga. Ferviente y polémica trosca medio devenida en chacarera santafesina al lado de Solanas y De angeli. Bien, dijo una vez Ripoll en la mesa de Mirtha en medio de una comparación que esta hacía de Cristina con Evita, dijo: "Sabés que le falta a Cristina. Las patas en el barro, viejo" y se metió un bocadillo.

jueves, 15 de enero de 2009

lunes, 12 de enero de 2009

Bogotá, lo uno y lo múltiple.


Y andamos merodeando ciudad nuevas y eso es siempre algo inesperado, potente y venturoso.

Como los tonos de una canción en loop la ciudad de Bogotá se abre recurrente, regular, standar.

La geografía múltiple y desvariada no se traduce en la lógica de su ciudadanía, en el tempo de las caminatas y en los sonidos que pueblan el aire, que lo sobrehabitan.

La contracultura no es siempre fácil de definir. Nunca es clara su definición. Imaginen, haganse una idea de lo que pueden llegar a pensar que significa. Bien, esta definicón, como tal, en esta ciudad no existe y casi cómo en la novela de Caicedo en que la protagonista solo quiere bailar, los transeuntes, los habitantes, la comunidad solo escucha música, música a altos desiveles. Lejanía del eclectisísmo musical que acostumbramos a ver -imagino un kiosquero escuchando Iron Maiden, a otro Chayanne y a otra los beneméritos y movedizos Miranda- en Buenos Aires.

Esta arista musical uniforme es uno de los casos de homogeneidad cultural, puedo afirmar que la música colombiana es pluriclasista. Pienso en algún ejemplo así en Argentina y no se me ocurre.

¿Qué pasa cuando la mayoría de la gente quiere bailar y tomar aguardiente?¿No es ese un ademán contracultural?¿No es acaso una forma de redimir asfixias de todo tipo? -cuando pienso en asfixias imagino las asfixias de clase, imagino las peliculas de Lucrecia Martel y las miserias de la burguesía media-.

Pues esto sirve cómo un arribo precario algo que me superó. Habrá que mirarlo bien, habrá que pensar en el andar unívoco de los bogoteños, en sus ropajes y en ese clima tan neutral cómo la cotidianeidad, esa neutralidad, esa nula variación.

miércoles, 31 de diciembre de 2008

VACACIONES.

CERRADO POR UNOS DIAS.





MIENTRAS TANTO PUEDEN LEER "QUE VIVA LA MUSICA" DE ANDRES CAICEDO. EDITORIAL NORMA. $36.







NO SE AGACHEN

miércoles, 17 de diciembre de 2008

NO VOY A VER A RADIOHEAD

Hasta qué punto lo artístico no se choca contra su propio precio?
Hasta qué punto la situación de maquinaria ya no tienta?
Hasta qué punto todo termina nomenclaturandosé como un "gran Show"?

No vale la pena enredarse. Supongo que lo que uno intenta buscar día a día es la conmoción en cualquiera de sus facetas, en sus múltiples intervenciones. ¿Puede conmover una maquinaria?
Ya casi nadie se salva de la crítica anti-rocker y sus mercantilizaciones al estilo más desdeñado de los próceres de la música melódica. No hay diferencia entre Luis Miguel y Radiohead.
No la hay, No la Hay, No la Hay. Me hago cargo de estas humildes afirmaciones.
Estoy podrido de las fotos en los vips, de las revistas de música, del bebe contepomi, de las fm.

Vuelvo a escuchar o a tratar de hacerlo, el sonido que hace la guitarra al ser apoyada en el escenario.
Vuelvo al aliento, me alejo de las luces.
Un caso: esuchen ese disco que nombre hace unos días. "Amigo" de Juan Quintero y Edgardo Cardoso. En ellos está basada est barrabasada crítica.
Gracias Amigo!!

lunes, 1 de diciembre de 2008

BEATRIZ CATANI


HAGAN ALGO PARA SABER QUIEN ES BEATRIZ CATANI. ETERNA DINAMIZADORA.

martes, 18 de noviembre de 2008




-



Aguerrida, hay gente aguerrida.




-

lunes, 10 de noviembre de 2008

Unas palabras acerca de las elecciones en Sociales


Desacato, desmesura.
No sin rudeza las cosas pueden trascender, reconfigurarse, enaltecerse, descanonizarse. No sin la puesta en marcha de mecanismos originales, de cuerpos presentes. La lógica se ha desvencijado.
La política no puede dejar de lado preguntas, y esas preguntas son las que se hacen los compañeros de El Tren, que al cerrar signos abren grietas, que al pintar carteles tensionan maneras de ver.
Uno no ha participado activamente en la campaña que los lleva a ganar -quizá no es el término que mas me gusta- el centro de estudiantes, pero en esa no-acción orgánica también había una fuerte expectación que hoy es todo certeza. La certeza es que algo ha emergido, que una nueva vocación resplandece. La nueva vocación del debate concreto, de la polémica diaria, de la acción precedida del pensamiento.
Nada pasa por casualidad, hay causas. Este año la facultad, los estudiantes, nos conocimos a nosotros mismos, convivimos en tomas que -a veces acusadas de vacías, blandas o despolitizadas- lo que tuvieron como logro máximo fue poner en escena la desnaturalización de la política universitaria y sus jerarcas otroras de oktubre. En esas instancias, de lo que podría llamarse una refundación de los lazos entre pares, supimos cuestionar -o empezar a hacerlo- una distancia entre las arcaicas estructuras materiales e ideales de una izquierda inerte y la política como espacio de praxis construída a partir de preguntas acaparadoras, complejas e incómodas. Posición de desacato, desmesura que logra correrse e imponerse.
Me alegro mucho que El tren haya llegado a una línea que percive todo potencia para adelante y que deberá hacerse mas preguntas aún -por los lenguajes de la izquierda, por ejemplo-, para no dejar pasar este convoy cargado de acción y matices que convinan política y reconstrucción de lo injusto, de lo trágico.
Muchas gracias compañeros.

A la carga, barracas!!!

viernes, 7 de noviembre de 2008

Contemplan, rearman, vinculan y después: la cerrazón.

Una mirada sobre “Padre y niño contemplando la sombra de un día”, de Roberto Aizenberg, 1962*.

Es ese arribo un comienzo. Es el límite una grieta. La geografía una alborada.¿Qué hace y en qué se convierte el espíritu novato, el sujeto infante, cuando se encuentra ante el mismísimo todo? Diríamos ante la necesidad de afirmar, que es el protagonista de un ademán sabido: la mirada hacia lo mayor, lo alto, lo otro. Su padre. La sabiduría, el pasado, la historia anterior. Lo que vincula a la tierra.Si para Yupanqui la guitarra es “el alma sonora que nos aferra a la tierra”, la mano de este adulto es ni más ni menos que la mediación natural con lo desconocido.Un imponente precipicio –podríamos imaginar riojano- se les impone, una hondura que no por ancha descuida su belleza, que no por inmensa permite el ímpetu. Un cielo inerte, después montañas amorronadas, después la hipotética nada que los pozos simbolizan, su sombra que oculta, y por ultimo el obstáculo, la pasarela, la acción humana que nos frena, ese hormigón irremediable de tosco, gris de anodino; esa capacidad del mundo por invitarnos –a veces de hostigarnos- a mesurar la marcha, a inaugurar el raciocinio. Un padre y un hijo, dos existencias en búsqueda de la presentación cabal de lo imaginado en libros escolares de una ciudad desnaturalizada. Un padre y un hijo, dos maneras de ver, dos razones por estar. Dos puntos de fuga en la mirada, dos espaldas.Son esas espaldas las que evocan que por delante de sí esta la mirada, lo impenetrable de un fututo descomunal, de un mundo abierto a.Existe en esa dupla la mano que reúne, la bipolaridad que se retroalimenta en el afecto de hacer saber. El legado de llevar a quien se inicia, la pedagogía de mostrar el mundo tal cual es. La metodología inocente de acariciar la cabeza y solo asentir a la infantilidad de quien asoma a eso que intenta velar acción, a un tapialcito que sustrae contemplación, pero que termina inútil frente a las puntitas de pie.Y si hay un pozo habrá un piso, si hay cielo habrá horizonte, si hay tapial habrá salteo. Ubicando el cómo miran de los dos personajes, ubicamos una duplicidad que en paralela misión, enfrenta lo bello, lo que se presenta, lo natural, para cabalgar en la posición más cómoda, segura y valerosa. La convicción aparente del conocimiento de un mundo perturbado de pluralidad, rencoroso de lo justo y perezoso a la manipulación de quienes empiezan a entenderlo. La convicción necesaria de creer saber, como forma de vitalismo fresco y reluciente. La hermosa sapiencia de estar.

*ver la obra en www.aizenberg.com

jueves, 30 de octubre de 2008

25 años de la compleja democracia


Lo único que sé, es que el Radicalismo tiene el mejor nombre posible para un partido político.

Suena épico que alguíen diga: "Soy Radical".

domingo, 19 de octubre de 2008

ESTRENA EL VIERNES.


Buscado acapara con fervor las penas y hostilidades del hombre en búsqueda de sí. Esta búsqueda no está exenta de las peripecias de la inconciencia, de saberse parte de un legado, de una tradición, de un mito.
Correr, así como es una práctica que en la furiosa televisión, no hace mas que tipificarse como ejercicio perpetuo de las conciencias desplegadas por el mundo, es una forma de escapar de la búsqueda. Sumergirse en cajas. Olvidarse.
Hay música, gritos, rudos hombres y lamentos, penas, angustia. Es el momento en que el arte toma por asalto una época ahistórica para referenciarla en su contexto infinito.
Será entonces buscar, también ser buscado.

martes, 7 de octubre de 2008

De lo que pasa por delante

Hay una chica de espaldas. Manos en los bolsillos. Estática. Inerte.
Por sus narices se mueve un tren, una formación del subte en pleno viaje de posterior frenada o en arranque certero hacia lo que sigue, eso no se nota.
La mirada de esta chica no se presenta, pero se imagina. La foto siempre debe estar compuesta por esta premisa. La premisa es velarnos de sentido lineal, abyecto, imposible de complejizar. Yamila cumple esta premisa, la recupera, hace algo con ella.
Decía de la mirada... Idealizo la mirada de la protagonista de manos frías en los bolsillo de su saco, como una mirada que no vé, una mirada carente de sentido, en proceso de congelada deconstrucción, de reflexión matinal. Hablar de la mirada que no veo ni que ve, esa es la preocupación de Yamila.
Una chica que baja por la escaleras mecánicas, se posa ante el andén, es anticipada por el tren que la sobrepasa en sonido y cuerpo. Esa anticipaciòn no es la anticipación del día. Es la monstruosidad, no negativa ni positiva, pero urbana al fín. Es la ampulosa capacidad de los días de imponernos su orden.



LAS FOTOS DE YAMILA CASTELLS, INCLUÍDA ESTA DE LA QUE HABLO, ESTÁN EN EL 1ºPISO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES. MARCELO T. DE ALVEAR 2230. DE 9 A 21 HS.

jueves, 25 de septiembre de 2008

de a muchos

Parece no haber grupo que no tenga un acervo siempre listo de juegos, ensueños y cuentos admonitorios para ser usados como fuente de humor, catarsis para las ansiedades, y sanción para inducir a los individuos a ser modestos en sus reclamos y razonables en sus expectativas proyectadas.

Ervin Goffman: "Microsociólogo".

miércoles, 17 de septiembre de 2008

lo estival del orden de lo explosivo


Siempre el verano termina por ampararse en su poder de emancipador de libertades que hasta él se vertían en la cotidianeidad como flechazos del inconciente. Los múltiples soles de la etapa estival nos desencajan -podría decirse por única vez en el año- de ropajes, de rutinas, de modos, ademanes o gestos.
Derribada esa forma de ser, queda en el borde de la pileta toda su potencialidad. “Al borde de”, el despliegue esta por ser un hecho. Crecen verdes yuyos a su alrededor, flotan cosas, las sombras se automatizan por la época y cualquier hielo es bil dentro de tanta calidez -imposible hielos fuera de ella-.
Tomar un instante de todo esto, hacerlo historia, estatizarlo de su dinámica, es un hecho no solo que remite al fenómeno, sino que se traduce artístico “per se”. Agua, celuloide, botón, mirada, sensibilidad, conmoción: nos deriva la y en la foto, a una manera de ver el mundo, una gestualidad de fricción propagada por el asfalto-borde.
Una manguera se acerca enrollada. Una significativa ayuda en medio de una situación inconexa con la realidad. Un pedazo de plástico que emana de lo terrenal para amalgamarnos a algo que nos supere.
Un verano, lo líquido, lo mineral, lo pétreo. El cuerpo es un momento.

martes, 16 de septiembre de 2008

FLORA

Ardía la memoria, en ese estado todo lo que él hacía era recordar pasajes de sus últimos dos días en el pueblo. La tierra que repicaba en sus piernas de pantalones cortos a las dos de la tarde, lo insoportable del calor cuando intentó dormir la siesta en la cama junto a su abuela, esa cama que se decía estaba “en la pieza mas fresquita”, además oía –o recordaba oír- el tac-tac del cuchillo deshuesando el pollo del mediodía. Dos días en plena cosmovisión árida. Por lo menos aquello era lo que registraba, todo en el orden de lo incómodo, lo abyecto, lo ampuloso de tan caldeado, la sensación magma del sopor.
La luz justo pasaba entre la cortina y el marco, marcaba su cara y se entrecortaba por la arboleda del costado, reseñando los flashes lumínicos insoportables de la parte del baile de los cumpleaños de quince. En ese momento nada era otra cosa que recordar. La suma de kilómetros que alejaban era directamente proporcional al incremento cuantitativo de rabia por algo así como un legado que en ese momento le estaba asediando –sí, los que asedian son los espectros- la atención, el vínculo con la revista en la que pretendía leer un reportaje a los músicos de una banda uruguaya de candombe-rock que estaban promocionando su último disco por aquella época. Ese legado, esa tradición que podría llegar a afirmar “una manera de ser” era la que lo inquietaba. En la distancia de no-estar era donde se encontraba con una genealogía de sus propias costumbres, emparentadas directamente con ella. Afianzadas desde sí, con su trazo, con su tono. Con el olor de su desodorante adolescente a frutas cítricas que se le enredaba en la evocación presente. Con la venda imaginaria mas disímil que le hacia delirar de miedo y terror, de terror y miedo, de alegría y sueño, de ideales, de ideales y alegría, de fantasía.
Es este viaje para él la consumación, el martirio mas económico que tiene “a la mano”. Su forma de aceptar, su rendición. Una bandeja envuelta en plástico le provee de alimentos típicos de las instancias ruteras. Una mosca se ve imposibilitada de escapar, hay un vidrio grueso, sólido. Inerte.
Solo en momentos consuma el sueño, solo por ratos lee la entrevista. La despedida no es siempre triste o angustiosa o emocionante o cuantiosa. Pasan las rayas del asfalto, como demostraciones efímeras de un corte. El momento del sueño, del descanso, lo acomoda en el asiento mas próximo vacío, le permite horizontalizar la pena y lo duerme, hasta alejarlo, hasta desencontrarlo. Hasta ligarlo a la preparación lógica y extensa de una nueva forma de despedida.

domingo, 14 de septiembre de 2008


Alguna de todas esas señoritas que vacacionan y que eluden lo pacato de su Reconquista, está asustada por el certero dato: representa a todas las plantas del planeta. Es la flora en sí misma.
Y a veces las flores son costosas o hay que regar cotidianamente las plantas del hogar, pero ante toda cabe decir -y asegurar casi- que con el tremendo espectro de un abrazo se sintetiza el verde mas grande de la naturaleza.
Este delirio es de raíz terrestre.

viernes, 12 de septiembre de 2008

domingo, 24 de agosto de 2008

martes, 12 de agosto de 2008

LOS INFANTES. FRAGMENTO.

Hijo
No papá, ¿que pasa? Ahora íbamos a jugar a la “play”.

Amigo 1
Si, yo soy el Manchester. Tevez. (Imita a un locutor, imita que agarra el micrófono y se tapa una oreja). ”Ahí va Tevez, sigue por la banda derecha, encara al arquero. Gambetea, se la pasa a Ronaldo, Ronaldo a Tevez. Tevez, Tevez….Goooooool, goooooollll. Golazo del argentino Tevez. Un grande, un ídolo de la tierra del mate y la zamba. Grande Carlitos.”

Padre
Que tevez ni un carajo. Que mate, ni zamba, ni ocho cuartos, además, en todo caso la chacarera es mas argentina que la zamba. En su forma, en su construcción tonal esta la clave. Cha-ca-re-ra. Po-pu-lar. Na-cio-nal.
Siéntense, vamos, basta. Silencio. Vení Guido, sentate acá, vengan, vamos. Escúchenme de una vez. (Grita con la mirada perdida) Mónica, serviles algo a los chicos, deben tener sed. Dales algo.

lunes, 4 de agosto de 2008

"EL PERPETUO SOCORRO". TEATRO PUERTA ROJA. DOMINGOS 19hs

Como si la referencia a lo celestial, al remitente de beligerancia eclesiástica, tenga que estar situado en otro punto que se distinga de la propia morada del DIOS, el sótano es la única referencia espacial en “el perpetuo socorro”.
Es su terreno.Está este terreno que refiero, pero no casualmente está oprimido, bajofondo, monocromático y húmedo. Por él pasan posadolescentes en efervescencia, histéricas, enamoradas, libidinosas, fuertes, amenazadas. Por el paso de las chicas se deja el surco de la eterna idea de triunfo, de la contingencia de este. Por el discurso de las chicas esta la referencia a su profesor, su ya viejo profesor de teología, un mesurado cocinero, un retirado emprendedor.
“Carrizo”, la jefa, “Carrizo” nos lleva al angustioso liderazgo –en este caso femenino- de una armamentista organización. “Carrizo” es la obra, “Carrizo” es la ambivalencia del texto, es la forma “gris” de los momentos. Las heridas omnipresentes y el ampuloso valor de creerse victoriosa, como a veces también inefable perdedora.
Finalmente la cena, la ultima cena, distinguida de su progenitor, distinguida del profe manoseado. La ultima cena es esta la ultima unión, la ultima fase de algo que se quiebra por su propio formato agrietado.
“El perpetuo socorro” es el perpetuo socorro de una deidad que las simboliza, la mano fuerte de la doctrina, la idea de triunfo, el socorro. La solidaridad.Involucrarse en la reflexión de estas muchachas, es conmoverse con sus modos. Es advertirnos dentro de lo opresivo y poder salir distintos de ahí.

domingo, 20 de julio de 2008

elplanodelodinámicoesloqueimporta.nada mas


Una mujer ingresa, desde el terreno fertil de lo a conocer, para fortalezerse con su propio ser, con el mero jugo de sus pasiones, de sus intensivas emociones.
A vivir, resurge para vivir, vivirse, calmarse del agobio y correr. Correr como único fin, la historia será siempre el viaje, lo desplegado de la vida, no hay punto por encontrar, hay todo por vivir. Siendo se es.

viernes, 18 de julio de 2008

posCobos, lo que quedó, lo que vendrá.



Dolor
Por María Pía López *

Pasó. Como se sabe: nunca corresponde la pregunta por cómo podrían haber transcurrido los acontecimientos para que tengan otro desenlace. Porque es vacua y no deja de arrojar sobre los hechos una dubitación que desmerece su realidad. Otra es la pregunta que nos podemos hacer: ¿Qué queda después del 16 de julio?
En principio: la disputa entre una gestión neoliberal de la economía (respetuosa de los derechos adquiridos de los propietarios) y el tambaleante desarrollismo que se figuraba desde el 2003, los hechos ocurridos alrededor de las retenciones muestran un Parlamento muy decidido a la primera posición.
Pero los efectos principales son políticos. Queda la debacle de las fuerzas de la izquierda partidaria, devenida proveedora de cotillón para las nuevas derechas. Queda la fuerza que había sido más promisoria en el espacio nacional y popular, el Proyecto Sur, explicando lo inexplicable. No queda una derecha partidaria fortalecida: más bien pescadores de almas dispersas, apostados a la vera de las manifestaciones y en los sets de televisión. Pero sí un activismo que expresa una subjetividad de derecha en el país: un activismo basado en el individualismo económico más explícito, sin timideces, para explicitar una concepción racista de la vida social.
Entre las napas profundas del país está esa concepción que se enuncia en un catecismo de circulación masiva, donde el trabajo se confronta a la política, donde el mérito individual se contrapone a la cooperación social y donde el bolsillo propio –al que hay que cuidar de manos ajenas– se convierte en bandera y tesoro virginal.
Lo peor de estos meses de conflicto fue esa visibilización: la Argentina que apareció en las rutas, en los diarios, en las pantallas y en las cacerolas agitadas. Insisto: no hay derecha partidaria que pueda hoy articular sin dudas la derecha social poderosa que existe. Los políticos se arrojan a sus pies, impostando como deber de conciencia la obediencia debida a un sentido común que si no es mayoritario sí tuvo su cuota de hegemonía en la escena pública.
Queda un gobierno debilitado y acorralado. Un gobierno que vio en la aprobación de las retenciones el cruce del Jordán y que ahora puede ahogarse en las turbulentas aguas del fracaso. Un gobierno sin mayoría parlamentaria y con un vicepresidente que eligió lo menos temible: la reprobación gubernamental antes que la sanción de la opinión pública. El kirchnerismo fue (espero equivocarme en el uso de los verbos) frágil oportunidad de una convulsión política. Parido por la crisis de gobernabilidad del 2001, construyó poder sobre la base de un astuto uso de las coyunturas. Tuvo algo de primaveral, y no es necesario recordar acá, entre nosotros, cuántas veces ese aire nos sorprendió. O sí, quiero mencionar: la Corte, las jubilaciones, los juicios, la ESMA. Fue hijo de la desazón política de las mayorías pero mientras creía que podía revelarse como hijo verdadero de la política en su sentido más profundo, ya no como administración sino como reposición del discurso, las ideas y el conflicto. Puso la política en las palabras y los hechos. Eso también configuró su aire callejero y su vitalidad oscura de movilización popular.
Hoy parece que esa politización fue tolerada, provisoriamente, pero no aceptada por las mayorías sociales. En una sociedad desabastecida de creencias que no sean la férrea fe en el dogma del individuo triunfante, la reposición del argumento público fue tratada como mascarada. Toda política, vista desde la desazón reinante, es enmascaramiento de intereses privados. Los políticos, por tanto, empresarios de su propia billetera. Por supuesto que el kirchnerismo no ha logrado mostrarse límpido frente a la observación social y el manejo de los transportes y los subsidios no evidencia pureza jacobina. Pero se lo condena menos por eso que por la explicitación de la política. Ese es uno de los motivos, creo, que hacen insoportable la figura de la Presidenta: su insistencia argumentativa, su persistente afirmación de que hay que religar palabras y hechos, la pertenencia de su estilo a una retórica parlamentaria con aires de politología de la transición democrática que carece de concesiones a la lengua de los medios masivos.
El kirchnerismo se ha revelado intolerado, no por sus defectos sino por sus virtudes.
Virtudes maltrechas, que no se presentan con prístina claridad sino arrastrando los harapos de una destrucción sistemática de la vida social. No sé si habrá kirchnerismo –con su manchada vitalidad y su rebeldía balbuceante– mañana. No sé si se puede gobernar sin Parlamento, sin vicepresidente. Más bien parece que queda un gobierno arrojado a las conciliaciones, a la aceptación de presiones corporativas, reclamado así a la responsabilidad institucional (que, se sabe, consiste en la obediencia). Ayer, jueves a las 9 de la mañana, parece que la operación destituyente se ha realizado. Espero equivocarme.
* Ensayista, docente de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA).

jueves, 10 de julio de 2008

Hay un disco nuevo de Spinetta. Seguramente lloverán críticas de aquellos que buscan "diversión" en la música.
Hay algo del espacio sonoro que en este disco se trasnsmuta, refiere a otra cosa. Busquenlo y me dicen.

domingo, 6 de julio de 2008


Colorado, rojo. Siempre lo irritable del amor, se emparenta con la sorpresa de desconstrucción espontanea de la imagen del otro, en donde el poder y la energía del afecto, buscan algún camino alternativo, renovado.
---
-
---
----
------
-
--
--
NO DEJEN DE LEER
LA PROLIFICA-LUNATICA-DEMENCIAL Y EXCELENTE OBRA DEL ESCRITOR ARGENTINO CESAR AIRA.
GRACIAS

martes, 1 de julio de 2008



"Si lo abyecto cuestiona a lo hegemónico, desvela su origen histórico-social."
Alejandra Najenson

miércoles, 25 de junio de 2008

Por Horacio González *
“Bombita Rodríguez” y la historia

¿Por qué nos gusta Bombita Rodríguez? Este sutil monigote creado por Capusotto y Saborido, que en estos últimos tiempos está siendo comentado por gran número de personas, produce un sentimiento sorprendente, una feliz intranquilidad. Definido como “el Palito Ortega montonero”, despliega un alegre batiburrillo de palabras que no combinan entre sí, pero que al aparecer en conjunción introducen en el espíritu una severa incógnita sobre el funcionamiento del lenguaje. Si nos reímos de ese procedimiento que vulnera el sentido de las palabras desviándolas bruscamente de su lugar habitual, no por ello dejamos de preguntarnos si estaríamos así desbaratando la historia. Palabras que fueron el desconsuelo y la tragedia de miles y miles de personas, de repente son tomadas para un ejercicio paródico o convertidas en la fácil burla a una jerga maniática que pudo ser el subproducto cuestionable de una época, pero que muchos hablaron como talismán y apostura.
El fijador “La Orga”, con el que se peina Bombita, podría dar lugar a que las partes de una tragedia sean vistas ahora como un sarcasmo pasajero y módico. Pero hace décadas que las innovaciones en el periodismo escrito provienen de la capacidad de apelar a públicos que poseen sobreentendidos culturales diversos, de tal modo que uno de los tantos regresos agónicos de Maradona, pudo alguna vez ser titulado como “El mito del eterno retorno”, acudiendo un acervo cultural disponible que produce cómodos signos de distinción así como ciertos procedimientos aprobados de saqueo cultural. De ello viven los grandes mitos del lenguaje.
Sin duda, con el humor que acompaña necesariamente todo nuestro decir literal, queremos mostrarnos como seres sensibles, que no van por la vida creyendo necesariamente que cada frase pronunciada es una lápida en nuestra conciencia. Por eso “tomamos las cosas con humor”, lo que quiere decir que siempre sopesamos lo dicho y lo retrabajamos para usarlo en otros módulos y contextos. Aliviamos así la vida con el recurso a la ironía y otras armas plausibles del dislocamiento de las creencias. Hacer del lenguaje un collage permanente y aludir a sus estereotipos, hayan sido o no trágicos, es una forma de salvarnos para otras conversaciones que imaginamos únicas, fuera de toda repetición. Ese retorno de las frases hechas, que un día fueron graves, pero ahora son parte de un humor piadoso que las reproduce con autoindulgencia y ternura, es tan necesario que no suponemos que sean profanaciones, formas de despreciar los valores más queridos.
Bombita Rodríguez tiene una genealogía familiar basada en la fresca insolencia del pastiche, pues remonta a su madre Evelyn Tacuara. Con estos trucos, ha reencontrado el humor basado en una combinatoria disparatada. Pero se trata de un comentario sutil sobre la escurridiza genealogía de la política argentina. Dichos o expresiones enterrados en el derrotado secreto de nuestra lengua política aparecen así bajo una forma dichosa, irresponsable e ingenuamente blasfema. ¿Por qué nos sonreímos en vez de pedir orden y respeto para apreciar los recodos de la historia? Sabemos que el humor suelta gatillos escondidos y apacigua nuestra conciencia haciéndonos ver nuevas relaciones. El disparate ilumina el hecho de que el mundo tenía más conexiones que las que habíamos supuesto. El trabajo del poeta Néstor Perlongher con las siglas partidarias de los años ’70 también revela que, si bien pueden criticarse esas construcciones que petrifican el lenguaje, siempre son un atractivo punto de reflexión sobre la creencia de los hombres y el modo de perseguir sus deseos, lo que también incluye el de perfeccionar la lengua operativa, al precio de hacerla sumaria y cristalizada.
Nuevamente me pregunto: ¿por qué nos gusta Bombita Rodríguez? El ars poetica de Capusotto consiste en agrupar súbita e infantilmente, sin mediaciones, dos términos provenientes de universos incompatibles. El mundo de las culturas mediáticas con las jergas políticas más tipificadas, el recurso de lo grave con su mención en tono de farsa, las palabras sigilosas de los insurgentes con objetos cotidianos que las hacen irrisorias. Pues bien, son los procedimientos de la risa, ritos inmemoriales que obligan a ampliar la visión del mundo conectándolo con el caos previo a la inspiración. Se trata quizá de reiniciar todo otra vez, poniendo el lenguaje transcurrido en mano de los comediantes, los juglares díscolos, los payasos tiernos. Basta recordar el juego de transmutaciones chaplinescas en El gran dictador para percibir cómo este tipo de humor, que con su red captura todo lo hablado en momentos de peligro, puede ofrecer un punto de vista generoso sobre la historia, con personajes salidos del arte que hace contorsionar los caracteres, discursos y vestimentas.
Bombita Rodríguez descansa en una interpretación de audacia plástica e ingenio paródico. Como pantomimo contorsionista, Capusotto es igual a la forma en que tritura y recompone absurdamente el lenguaje. Su histrionismo acude a incesantes travestismos y entrega personajes que parten del clisé y lo hacen estallar en un punto del lenguaje graciosamente insensato, como en el nombre del cantante “Luis Almirante Brown”. Son candorosos fantoches que llaman a la indulgencia y a la conmiseración reflexiva, y por eso podemos considerar que el método de la irreverencia con las genealogías políticas argentinas desentumece el pensamiento. Más en este momento. La lucha política a la que asistimos, donde se intenta desestabilizar a un gobierno que lanzó su mirada hacia los mismos años de los que Capusotto extrae su galería de polichinelas del lenguaje, revela también el intento de reutilizar vicariamente, en forma truculenta, los pedazos sueltos de una historia devastada. Cuando el Sr. De Angeli lanza desde la ruta, “con su rostro curtido de hombre laborioso”, un pensamiento que parece candoroso –“las retenciones son un producto de la Revolución Libertadora”– está acudiendo también a un desparpajo contorsionista, que junta conceptos opuestos, confiscando los sentidos clásicos y las interpretaciones verdaderas. Son también los mecanismos de la inversión y reapropiación poderosa de los restos de la historia nacional, a los efectos de su vaciamiento. Desmonta sentidos para seguir con las mismas palabras. Bombita Rodríguez, en cambio, desmonta palabras para encontrar nuevos sentidos.
* Sociólogo, profesor de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA), director de la Biblioteca Nacional.

miércoles, 11 de junio de 2008

LOS INFANTES- MOMENTO 0

La historia es una historia familiar, un conflicto interno que trata de pensar la figura de la familia como matriz y como mito.
El rol de los padres es siempre el rol de quienes recuperan el mito familiar para hacerlo carne en su época, evocando formas de educación y de reproducción de costumbres y maneras de ser.
En este caso un cumpleaños. La instancia festiva por excelencia en la vida de un niño, en donde conviven ansiedades, miedos y felicidad. En este contexto, el rol del padre se pondrá en tensión, se cuestionará la manera de refrendar autoridad y desmovilizar las urgentes demandas de su hijo. EL fracaso de la fiesta posibilita la crisis familiar y la angustia de los personajes, su ira.
El conflicto debe llegar al punto en que un pegoteo de identidades se incube en la relación padre-hijo, en donde sus actos se confundan, parezcan antagónicos y lleguen al punto critico de la inacción paternal.
El devenir de la conflictividad pondrá en jaque autoridad y ego. Repensará la cuestión familiar, aunque contando con un final en donde la reproducción es garantizada por el mero hecho de la fuerza y la coacción física e ideologica.
Los adultos estamos atados naturalmente a nuestro rol de “encaminadores” de la acción de los hijos. Penamos manteniendo –o intentando hacer infranqueable- nuestra condición de parquedad e insensibilidad cuando los vaivenes de la vida infante se nos vuelven críticos.
Los niños son siempre ese ejemplo trillado de la inocencia, pero pueden funcionar también como tópicos insufribles de la vulgaridad y tilinguería que tanto irradia en las relaciones intersubjetivas de hoy.
La simbología de la liturgia cumpleañera es también algo de la simbología adulta y del eterno fetiche humano, de la positividad de los objetos como totalizantes de un modo de ser o pensar. Los ambientes refieren a la diversión como contexto pero incluyen en ellos la mayor pena del niño y la situación critica del padre como responsable del coyuntural bienestar emocional de su hijo.

lunes, 2 de junio de 2008

hermoso disco hermoso



"Ese impulso superior". Así se llama el disco que grabaron Florencia Ruiz y Ariel Minimal.

Rastreenlo, vale mucho la pena.

La paranoia
es,
casi como una puñalada,
la manera honesta
del futuro temblor
de un estado de animo
que se rehusa a
desconfigurarse.
A desconfigurarse
para
terminar,
inolvidable,
en el altar
de los vaivenes
del bienestar.

miércoles, 28 de mayo de 2008

La adyacencia al parque cuesta. La figura se estira casi a modo de hacer perdurable la intención de permanecer en el emprendimiento vital de construir amor, y a las bestias que lo denostan, nada. Nada.
Un viaje diario a la rotonda, para decirse a si mismo "parque, aire y sentido".
Un ojo que disipa toda duda sobre el honor, mas moderno, de racionalizar los actos a los fines de especular con el aval del otro.
TODO ES EL OTRO.

miércoles, 21 de mayo de 2008

para escribir
debe estar preparada
la ocasión
violenta
de referirse
a
todo lo que encuentra
el ideólogo
en el camino material.
Es una conjunción
trasnochada
de real/ideal.

sábado, 10 de mayo de 2008

******************************************


ESTE SE CIERRA POR UN TIEMPO POCO DETERMINADO.
NADA MAS PARA DECIR.

-

lunes, 5 de mayo de 2008

Dos chicas jóvenes están sentadas en el banco de plaza paso que da al sur. A sus espaldas el humo infinito de la destilería de YPF.
Cecilia: Efectivamente estamos entrando en esa zona de la cual no vamos a poder corrernos. Es inútil.
Ursula: ¿Vos decís?
Cecilia: Si, en la casa de mi tía evaden el tema, como queriéndonos juzgar a cada momento. Casi como una marginalidad fehaciente, explicita.
Ursula: No vayas mas a lo de tu tia, te hace mal.
Cecilia (casi llorando de bronca): Mi tía es una perfecta fracasada que lo único que hizo toda su vida fue ahorrar para irse todos los febreros a necochea.
Ursula: acurrucate, no llores.
Cecilia (con gritos provocadores): el momento sublime en que voy a ser libre va a estar colmado de delirio, saltos, vómitos de bebida blanca barata e “indisimulada” situación lisérgica.
Ursula: Mañana vemos. Vamos.
Todo se hace cada vez mas tenueen escena, mientras se escucha una canción pop muy conocida.
Cecilia (ya a oscuras y con la canción de fondo): ir, solo uno debe ir, ir, ir, ir. Ir es envalentonarse, ir es negar lo que nos es dado.

lunes, 21 de abril de 2008


viernes, 18 de abril de 2008




al tel.

El mismo comedor-salita de estar del piso destartalado. La SEÑORA, al teléfono.

SEÑORA:
Acordate de decirle al Fabio, sabes que a mi no me hace caso. Le dije que pase por lo de la Móni, ella lo iba a esperar. Siempre hace esas tartas que me hacen bien a la vista. ¿Por que visto no? El doctor me vio el problema y esta a punto de ser una catarata. Ah viste que calor, insoportable, el Fabio además tiene que traerme el control remoto del aparato ese que compramos la semana pasado, porque vino fallado. Esas porquerías importadas…¡¡

La interlocutora cuelga. Ella se toma dos o tres pastillas más. Agarra el auricular y, sin marcar ningún número, habla.

SEÑORA:
Cuando la epoca de Frondizi teníamos un turbo Siam que era hermoso, fuerte. Ahora este calor. Esta humedad, que humedad¡¡. Lo dijo el de tn el otro día, Mauricio. Èl dijo que el calentamiento es el problema. Para colmo sin luz, 300 manzanas sin luz. Hay un olor en el edificio. La ventana que da a Solís esta trabada, la pieza es un horno. 4 días sin luz. Me van a venir a busc--
Sí, soy un lagarto. ¿Pero por qué creés que soy un lagarto? ¿No hay nadie por ahí? Al final me dejan acá arriba, sin luz, con agua tibia en la botella de “ser”. La vieja siempre paga el pato, son todos una mierda

Cuelga. Se ríe. Inmediatamente, suena el teléfono.

SEÑORA:
Basta Silvia, basta. El Fabio tiene que ir, llamalo, llamalo al Fabio, así va a buscar las tartas. La luz viene en 3 días, va, eso escuche recién en la radio, por lo menos el “babi” me acompaña. Ustedes parecen que los criaron en un chiquero. Ya estoy podrida, le dije a la Moni que me lleve a vivir con ella a Ballester, en unos días tengo que llamarla de nuevo, pero no contesta, no se. Ah, decile al Fabio. Silvia, Silvia…

martes, 15 de abril de 2008

El frío se lleva bien con las pautas en las que pensamos trabajar, para situarnos mejor dentro del mundo subjetivo y del calor del hogar.

martes, 8 de abril de 2008

LA TRAGEDIA GRIEGA DEL SIGLO 5 A.C YA REFERENCIABA A LOS CÍNICOS TERRATENIENTES HOY TAN EN BOGA



"La maldición se revela en los frutos de las ilícitas osadías de quienes se muestran más orgullosos de lo que es justo, cuando en exceso sus casas rebosan sobrepasando la medida óptima."

Esquilo. Tragedias: "la orestiada" . Editorial gredos. Madrid. 1986. Pag. 388.

lunes, 7 de abril de 2008

jueves, 3 de abril de 2008

sOL

Una secretaria
o una empleada
de oficina normal,
esta angustiada.

Deja en el bolsillo
los cigarrillos
para atarse el pelo
pensando en el conflicto.
Acumula el
grito
mas agudo
de reconfigurar
el concepto
de amor.

No sin
optimismo
se acuerda
del cosquilleo
matinal
cuando él
habria la ventana.

domingo, 30 de marzo de 2008



en una rotonda








miércoles, 19 de marzo de 2008


las acompañantes de una época
emigran. O emigro yo.
las luces de la ciudad perturban
y sueltan sogas
que se hacen nuevamente
en los umbrales de la adultez.

viernes, 14 de marzo de 2008

Patio, verano, 7 de la tarde, casa grande del barrio de saavedra.

Chica sub 19: -al final las poses y las modas por las que trabajo se opacan dada la escaza calidad del mundo abatido por la congoja lectora de las nuevas generaciones.

perrito: -gua, guau guau..

Chica sub-22: es que lo que vos decís naturaliza a nuestra generación -a la mía por lo menos-, yo que vos mantengo esa postura para arrebatarle palabras a los colectiveros, esos de la 41, que cuando llegan a once dan la vuelta al perro, siempre están en ugis.

Chica sub-19: -¿que tiene que ver el 41 y ugis?

Chica sub-22: -Me sale eso desde el punto de vista de la asociación libre, estoy en búsqueda de los placeres de la dicción eterna, del lenguaje rebuscado que se pule en un día a día sinfín.

Chica sub-19: -me arde el brazo, tenes caladril?

Chica sub-22: -que?

perrito: -guauauuu, guau guau

Chica sub-22: -en la farmacia, no, miento, en la perfumería

Chica sub-19: -gracias, me encanta siempre esa capacidad lógica de pensar las cosas que tenes, es muy de alguien intelectual.
Barrio

Se mudo acá a
la vuelta,
por solís
y te esperaba
con facturas.

Ridiculo es
pensarse
como autor
monopolico
de las actitudes
fraternas.

Imbécil
que pasa
por al lado
y solo roza
con odio.

miércoles, 12 de marzo de 2008

EL INDIO LEYÓ A ALAN PAULS

Flight 956
Carlos "Indio" Solari.
Parece que en el final
no me saldré con la mía mi amor
debería chequear mi contestador
Flight Nine Five Six, voy a extrañar
tu belleza es como un resplandor.

Estoy tan cansado
que no tengo fuerzas para discutir
Es tan triste esta vez que no puedo hablar
Flight Nine Five Six, el tiempo dirá
yo sé que vos vas a regresar

Disculpa mis actos de hampón
siempre hay quilombito en un cielo de dos
Y nunca hay terreno sagrado amor
y es difícil no ser injusto con vos,
Cuando escapas en tu...
Flight Nine Five Six intento reír
Dios no está en los detalles de hoy

Será un melodrama vulgar,
pasado dos meses nos consolarán
llorarás con un ojo y con el otro te reirás
Flight Nine Five Six, voy a extrañar
tu belleza es como un resplandor

lunes, 10 de marzo de 2008

patentar

No sin lujo
agarrar
de un sopetón
imágenes
para,
de manera endiablada,
patentar
todas estas cosas
que nos conmueven.

lunes, 3 de marzo de 2008

--

Azucar en el té
a veces
o usualmente
opaca su sabor.
No cargarse
de exterioridades,
puede ser
ser uno.

miércoles, 27 de febrero de 2008

*

Hallar seres inquietos,
como se hallan cosas
en un baúl antiguo,
es cosa difícil.

Correr de polo
a polo
es fatigante
y cultiva
sabéres
que erradican
astillitas inútiles.

Pero ademas
de todo esto,
caminar
es la actitud
de todos
los que,
esperanzados,
tratan
de mimarse
con su experiencia

lunes, 25 de febrero de 2008

GRAN REX. VIER. 22.

CAFE TACUBA REVIRÓ LOS HUESOS DE 3 MIL PERSONAS, ENFADÓ A LOS QUIETOS Y SE CONVIRTIÓ EN UN ORGIA MUSICAL ULTRAMODERNAMENTE LATINITA

viernes, 22 de febrero de 2008

Final contingente y producido de manera social del cadaver equisito publicado en lamaga1984.blogspot.com

....Como fogonasos psicodélicos, los sentíres endiablaron el llanto y la miseria refulgente. Días despues que pasaban grises, atiborrados de perdición y amalgamados como hierro a la naturalidad de saberse sangre de una generación desangrada.

jueves, 21 de febrero de 2008

fotografía de un día específico

Cuando escalo
libidinoso
la perfecta
reminicencia
a las siestas
de antaño,
exagero con fervor
el recuerdo
de tenerte
así tan cerca
tapada
solo con la sábana
y renegando
por mi manera
de limpiar.

lunes, 18 de febrero de 2008

Ultimos calores


Echeverría tiene paso
a nivel
para llegar hasta el bajo.
Y en la glorieta
bailan
tango
cosmopolitas grupos.
Y en la calle
la gente
camina
de domingo
vestida.
Mientras,
dentro de mi auto,
escucho radio
esperando
que el calor
se autodestruya.

sábado, 16 de febrero de 2008

Las mujeres y sus luchas hay veces que me imponen un sentido de reflexión que termina por juzgarlas, mas que nada cuando la pifian en demasía. Miren a estas exponentes del nuevo "indie"-pop-look-hacerse el raro y presten atención en el tema de las entradas.
Ayayay.....
Si evita viviera....no escucharía NO LO SOPORTO.

IR AL HIPODROMO COMO EXPERIENCIA ANTROPOLOGICA


viernes, 15 de febrero de 2008

amaramante

La alcantarilla del afecto tiende a la irregularidad del fluir. Esta contingencia es total -como cualquier contingencia- y es el devenir propio del pulular sentimental diario, de los efectos y consecuencias no buscadas del amor/amar.
No sin pensar en la fiebre sanvalentinesca aclaro: "Todos pesamos los contenidos del sentir en términos de una banalidad no egoísta de sabernos queridos, esa es la persecución mas pura y fuerte de la cotidianeidad".

jueves, 14 de febrero de 2008

a fran

Envalentonado
llego
a abrazarme
con la esperada
alegría de encontrar
afecto.

Paso la noche
entre
botellas verdes
que se transparentan
con el correr
de las visitas
al diccionario
de sinónimos
y antónimos.

La mañana
encuentra
en mi jocosidad
un compañero
funcional
para pasar
un lindo día.

miércoles, 13 de febrero de 2008

ochentas

Le dieron su documento,
ejerció la función de hija,
paso por alto
el fantasma
de bañarse.

A la narrativa
le
decía
oración.
Al circulo
le
decía
redondel.

Y ahora
como
una causalidad
emanada
de la primavera
alfonsinista
lo "ochentoso"
está de moda.

lunes, 11 de febrero de 2008

banderines

Un aforismo
esclarece
con tono positivista
que una mina
de oro
vale mas
que una mina de oro.

La ciencia
dice
hacernos pensar.
A Raúl lo hace
pensar
su colección
de banderines.

ESCUCHANDOLO

para lira

Una señora
de 76 años
es gorila socialdemócrata,
tiene un cuadro de Illia
en su austero hogar.
Es viuda y cocina
muy bien tortillas.
En un acto de
amor político
un domingo de elecciones
considera
pertinente
informarle
a su hijo dirigente
que
su voto -el de la señora-
responderá fielmente
al de su muchacho,
que casualmente
votará por los peronistas.
El amor puede ser
de novela
de telenovela
o de unidad básica.
Madre e hijo terminan por ser
una unidad simplemente afectiva.

pasa a ser//desde la nada//un índice del movimiento//potencial//de los días a venir//
las armazones que contienen los procesos//de//deseo//invaden fluorescentemente//el piso en donde me paro//.Mas allá de esto//ver//verse//supondría un//inquietante y desmesurado//acto de afinidad.

domingo, 10 de febrero de 2008

Quisimos tener una revista
en donde
plasmarnos,
quisimos crear y amar,
quisimos enterrarnos
por ingenuos.

Compartimos
escuchamos
dormimos.
La frialdad no brotaba
la musicalidad era larga.

Incendiamos corazones
derrochamos agua
por salvar
algo
que
devino en ocaso.

Al contar
yo
-sí, yo, el verborrágico-
mis penas
las encuentro
a mares
algunos días
en que me aburro
de
estar solo.
tista

Me voy a ir
ahora
a buscar a un ser
que siendo,
es mi niño.
Siendo es
mi niño y mi afecto,
cruzamos la mirada
arrebatando amor
para
negar
los odios
que nos vende el diario.

miércoles, 6 de febrero de 2008


Victoria ocampo en Claromecó

La playa
fecunda en
sus visitantes
el sentimiento
inmediato
de felicidad.

La playa
y el famoso verano
anidan,
también,
un bosquejo
irresoluble
de sensaciones.

El pañuelo
avanza
al vuelo
matutino
del diario.

antes tomamos un vino en el británico

PEZ///VIERNES 8///21.00HS///GRATIS///ANFITEATRO DE PARQUE LEZAMA///SAN TELMO

martes, 5 de febrero de 2008

TC

La carrera
que ven
se termina.
Al levantarse
van a la mesa
y les sirven ravioles,
son las 12 y media,
es domingo.
Jorge y horacio
son
padre e hijo.

La familia puede
serles
de manera afín
un recreo
semanal.

lunes, 4 de febrero de 2008

vida misma 2

En la otra cuadra
hay
un Disco.
En él
la gente
compra
alimentos y demases
para poder sobrevivir.
En el los repositores
vienen a ser
los cabecitas negras
del siglo XXI,
que emigraron a la ciudad
desde el conurbano
para poder ganarse unos manguitos
y así ir a ver
a kapanga.